jump to navigation

La fábula geek de los tres cerditos marzo 27, 2016

Posted by Sergio in Humor, Tecnología.
add a comment

Había una vez tres cerditos que eran hermanos, cada uno de ellos tenía su propio computador. Su vida podría ser tranquila y feliz, de no ser por el lobo feroz, que siempre intentaba espiarlos para saber dónde estaban, qué hacían, cuáles eran sus gustos y quiénes eran sus amigos, para así tenerlos bajo control, poder tenderles pequeñas trampas, y obligarlos a comprar productos de mala calidad y a precios excesivos.

– Instalaremos un sistema operativo con buenos firewalls y antivirus, así estaremos a salvo de sus ataques. – dijo el mayor de ellos. A los otros dos les pareció una buena idea, y se pusieran manos a la obra, cada uno instalando su sistema.

– Al mío le instalaré Windows – dijo el más pequeño-, es fácil de instalar, puedo conseguir muchos programas pirateados, y todo el mundo lo usa. Terminaré muy pronto y podré ir a jugar.

El hermano mediano decidió que su computador tendría Mac OS X:
– Si es el más caro, debe ser el mejor, además es bonito y puedo presumir de él, – explicó a sus hermanos, – Lo configuraré en un santiamén y me iré también a jugar.

El mayor decidió instalar Linux. – Aunque me cueste mucho esfuerzo y deba aprender muchas cosas, será muy fuerte y resistente, y estaré a salvo del lobo, es libre y podré comprar programas o descargar programas gratuitos. Además le pondré mi propio servidor web y mi propio servidor de correo.

Cuando los tres computadores estuvieron con su sistema instalado y configurado, los cerditos trabajaban, leían sus correos y navegaban por la web, felices por haber acabado con el problema:
– ¡No nos podrá espiar el Lobo Feroz!
– ¡En mi computador no puede entrar el Lobo Feroz!

De detrás de un árbol grande surgió el lobo, rugiendo y gritando:
– Cerditos, ¡me voy a enterar de todo lo que hacen!, ¡les instalaré virus y tendrán que comprarme antivirus!, ¡les venderé mis productos al precio que yo quiera!, ¡serán mis esclavos!

Cada uno siguió trabajando en su computador, pensando que estaban a salvo, pero el Lobo Feroz mandó mails fraudulentos, diseñó páginas web con recursos de phishing, y puso a disposición programas piratas con troyanos y backdoors y aulló:
– ¡Atacaré y atacaré y las defensas derribaré!. Lanzó sus ataques y Windows pronto estuvo en sus manos, completamente infectado, navegaba muy lento, cada cosa que hacía era registrada por el lobo, y se llenaba de propaganda.

El cerdito pequeño corrió lo más rápido que pudo y se fué a trabajar con el hermano mediano.
– ¡No nos atacará el Lobo Feroz!
– ¡En Mac OS X no puede entrar el Lobo Feroz! – cantaban los cerditos.
Ahora el Lobo, más enfurecido que antes al sentirse engañado, se dedicó a diseñar sucias estrategias de marketing gruñendo:
– ¡Atacaré y atacaré y de Mac me apoderaré!, se adueñó de todos los programas, hasta para las tareas más mínimas de Mac, los diseñó a su antojo con utilidades de espionaje,  los vendió a precios exorbitantes. Al poco tiempo ya no podían hacer nada con el Mac pues no tenían dinero ni programas, y todo lo que hacían era controlado por el lobo, y los dos cerditos corrieron a trabajar con el mayor.

– ¡No nos atacará el Lobo Feroz! – Cantaban los cerditos.
El lobo estaba realmente enfadado, y deseaba someter a los Tres Cerditos más que nunca, y frente a la puerta bramó:
– ¡Atacaré y atacaré y a Linux derribaré! Y diseño trampas de todo tipo, rootkits, backdoors etc.
Atacó y atacó, pero el computador con Linux era muy resistente y no conseguía su propósito. Decidió escanear puertos y acceder en forma remota, pero el cerdito mayor que había aprendido mucho, tenía todos los puertos bajo control, y además detectó vulnerabilidades en el computador del lobo, que le permitieron contraatacarlo. Sin lograr su objetivo, el lobo salió huyendo hacia el lago.

Los cerditos no le volvieron a ver. El mayor de ellos regañó a los otros dos por haber sido tan perezosos y ponerse en peligro, y si algún día vais por el bosque y veis tres cerdos, sabréis que son los Tres Cerditos porque les gusta cantar:
– ¡No nos atacará el Lobo Feroz!
– ¡En Linux no puede entrar el Lobo Feroz!.

Anuncios

Bilo y Nano abril 23, 2007

Posted by Sergio in Humor.
1 comment so far

La mejor tira cómica de la internes toda… y había perdido el enlace…

La actual casa de Bilo y Nano , y con un chiste muy a propósito para la vocación bloguera 😉

A %d blogueros les gusta esto: